Reviviendo el iPad 2

 

20140806-144127-52887978.jpg

El iPad 2 fue un equipo que nos aguanto mucho, el uso de toda la familia, por consecuencia sufrió caídas que nunca nadie supo decir como o por que sucedieron.

La que mas sufrió fue la pantalla, de hecho duro mucho tiempo rota, ya que no convencía, y no me convencen los repuestos de pantalla que existen en el mercado.

Pero llego el punto en donde la pantalla ya no dio más, de echo se volvió hasta peligrosa, ya que se empezó a estrellar cada vez mas y poco a poco fue soltando pequeños pedazos de cristal.

El cambio de pantalla fue obligatorio, y agarre valor para hacerlo yo mismo, fue complicado por que el borde de aluminio que esta en la pantalla tiene varios golpes, sobre todo en las esquinas, así es que no fue nada fácil despegar la pantalla.

Hay que tener ciertas precauciones al retirar la pantalla del iPad, precauciones que no tome en cuenta y el resultado fue que además de remplazar el cristal, también fue necesario remplazar la antena wifi, ya que al momento de retirar el cristal, me traje consigo parte de la antena.

La remplace junto con el cristal pero ya no fue lo mismo, sobre todo por que la antena wifi no tenía muy buena recepción, tenía que estar pegado al router o modem, para poder descargar aplicaciones o actualizarlas, y eso fue un gran problema.

Culpe en automático la mala calidad de la antena, al no ser original, pensé que ese era el problema, pero hoy me anime de nueva cuenta a retirar la pantalla, retirar la antena y volverla a instalar como si fuera la primera vez, con mucha mas calma y realizando cada proceso de forma efectiva.

Y para mi sorpresa, le hacia falta aplicar mas presión a la conexión de la antena en la base, por que al momento de terminar el armado y encender el iPad, el icono de la señal wifi estaba a tope, lleno su máxima recepción y eso fue muy bueno, por que el iPad ya estaba guardada y volvió para seguir dando pelea.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: